Make your own free website on Tripod.com
 

José Juan Tablada
(1871 -1945)
José Juan Tablada

Nace en la ciudad de México, su nombre completo fue José Juan de Aguilar Acuña Tablada y Osuna.

Realizó algunos estudios en una escuela particular, en el Colegio Militar y en una academia de pintura. Desempeñó modestos cargos en los ferrocarriles y a los diecinueve años empezó a colaborar en el periódico El Universal. Poco después colabora en otras publicaciones como El Mundo Ilustrado, Revista de Revistas, la Revista Azul y la Revista Moderna, de la que es fundador.

En 1900 realiza un viaje a Japón para cumplir su deseo de conocer más de cerca las culturas orientales; después viaja a París.

En 1911 es director del Diario Oficial de la Federación pero con el asesinado de Madero y la llegada de Huerta al gobierno tiene que salir del país en 1914, para establecerse en Nueva York.

En 1918, en el gobierno de Venustiano Carranza, se incorpora al servicio diplomático, representando al país en Venezuela y Colombia, donde publica algunos de sus poemas. Regresa a México en 1935 y dedica varios años a su labor literaria. Pertenece a la Academia Mexicana de la Lengua. Como promotor del arte y cultura mexicanos dirigió la revista Mexican Art and Life y participó en otras: The Arts, International Studio y Shadowlands.

Tablada fue un poeta y prosista brillante. Su poesía se establece dentro de la corriente modernista. A través de la literatura francesa se aficiona al exotismo y a la poesía japonesa, que traduce con habilidad y es ahí de donde toma el estilo poético japonés: hok-ku o hai-ku.

En sus obras Un día... y El jarro de flores, Tablada escribe sus poemas breves en los cuales utiliza una imagen de manera pura y concreta. Durante quince años, Tablada realizó una difusión del arte mexicano en el extranjero a través de artículos publicados en importantes revistas de Estados Unidos.

Su obra periodística fue muy abundante, sólo en el diario El Universal llegó a publicar 10 mil artículos, y en ella caben sus trabajos políticos como sus famosos Tiros al blanco. De sus libros en prosa se pueden mencionar: Hiroshigué, el pintor de la lluvia, de la noche y de la luna (1914); En el país del Sol (1919); Historia del arte en México (1927); La feria de la vida. Fue nombrado vicecónsul en Nueva York, donde permaneció hasta su muerte en 1945. Sus restos fueron inhumados en la Rotonda de los Hombres Ilustres.

 

Regresa

 

 

 

 

eXTReMe Tracker